Las cualidades que comparten niños y emprendedores.

El emprendimiento se ha ido poniendo de moda a lo largo de los últimos años. Hasta hace poco tiempo, los chicos interesados en los negocios no tenían la oportunidad de, por ejemplo, acudir a un campamento de verano de programación, y si podían, eran tildados de “frikis” o “marginados”. Hoy en día, el emprendimiento está visto como algo “cool” y ha sido glamurizado por los medios. Los emprendedores son las nuevas ‘Rock Stars’

Existen múltiples campamentos tecnológicos donde los chicos pueden encontrar entornos de aprendizaje en los cuales prosperar desarrollar sus jóvenes mentes. Existe gran variedad de recursos disponibles para estos chicos, y cualquiera con un mínimo interés en los negocios debería probarlo e ir por ello. Los niños son buenísimos emprendedores por muchos motivos, empezando por estos 5:

 

1. Los niños no temen el fracaso.

Cuando decides ser un emprendedor, hay que saber que tienes más opciones de fracasar que de alcanzar el éxito. Muchos de los emprendedores de más éxito del momento fracasaron múltiples veces antes de saborear su primera victoria

Los niños, al no haber fracasado nunca, no tienen miedo a fallar. Alguien mayor con muchas experiencias de vida sentirá naturalmente miedo a fracasar. Para un niño, la falta de experiencia y la inocencia son las mayores ventajas.

 

2. Los niños son expertos en tecnología.

Los chicos hoy en día están al tanto de todo cuando se trata de tecnología. Han nacido con internet entre las manos. La tecnología es, casi una parte más de su naturaleza, y por ello habilidades como la programación o el código les resultan normalmente más fáciles. Comprenden fácilmente el lenguaje tecnológico.

La tecnología sigue avanzando, y los niños se adaptan fácilmente a ella.

 

3. Los niños son curiosos por naturaleza

Ser curioso es natural, especialmente en los niños. Esta curiosidad desencadena preguntas como:

“¿Qué pasará si hago esto?”

“¿Por qué pasa esto cuando hago esto?”

Alguno de los emprendedores de más éxito comenzaron sus negocios resolviendo problemas comunes, con soluciones que facilitan la vida o el día a día. Fíjense en las startups más exitosas, muchas de ellas únicamente resuelven un simple problema. Es Uber un invento revolucionario? No, pero facilita y hace más cómodo el transporte. La juventud posee la curiosidad suficiente para crear el próximo Uber.

 

4. Los niños rebosan creatividad.

Todo nos recordamos construyendo castillos de lego cuando éramos niños, entretenidos durante horas gracias a nuestra imaginación y creatividad. Hoy en día, esta creatividad puede ser combinada con tecnología para poder crear casi todo lo que una mente joven pueda imaginarse.

 

5. Los niños son esponjas de conocimiento.

Ellos aman aprender y absorber tanto conocimiento como les sea posible, gracias, en parte, a la tecnología. Hace unos años, para informarse sobre algún tema, había que acudira a la enciclopedia, o la biblioteca, para buscar información sobre el tema. Hoy, todo está en Google. Cualquier chico interesado en un tema en particular puede conseguirla en unos pocos clicks.

Libro recomendado: El Principito, Antoine de Saint Exupéry.